//Gustavo Sanhueza valora declaración de emergencia agrícola: “Va a permitir ir en ayuda de nuestros pequeños agricultores de Ñuble”

Gustavo Sanhueza valora declaración de emergencia agrícola: “Va a permitir ir en ayuda de nuestros pequeños agricultores de Ñuble”

  • El diputado y actual candidato a senador había solicitado la semana pasada un pronunciamiento del Gobierno, luego de sostener una reunión con la Asociación de Municipios Rurales de la zona.

Finalmente, el Gobierno decidió declarar a la Región de Ñuble como zona de emergencia agrícola, luego de que diversos actores locales manifestaran su preocupación por la grave sequía que afecta a la región.

Inicialmente, el Ministerio de Agricultura había considerado al territorio comprendido entre las regiones de Coquimbo y el Maule con un fondo de emergencia de $8 mil millones. Sin embargo, el déficit de lluvias (70%) y de cobertura de nieve (85%) que presenta Ñuble obligaron al Ejecutivo a corregir la decisión inicial, tras una serie de emplazamientos locales.

Así, el anuncio de la medida fue dado a conocer esta tarde por la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, ocasión en que la secretaria de Estado confirmó un apoyo directo a los pequeños agricultores de la Región de Ñuble.

En tal sentido, el diputado Gustavo Sanhueza agradeció la medida, indicando que “la semana pasada habíamos manifestado que era una injusticia que nuevamente se dejara afuera a Ñuble en la declaración de emergencia agrícola, que en la práctica implica una inyección importante de recursos para mantener y desarrollar la pequeña agricultura familiar campesina”.

En esa línea, el parlamentario apuntó que el trabajo con los alcaldes “ha sido y es fundamental, por ello hemos escuchado las inquietudes de la Asociación de Municipios Rurales que preside el alcalde Manuel Pino, considerando que la ruralidad de Ñuble supera el 60% de la población, pero en términos de superficie territorial dicha proporción aumenta considerablemente”.

Estas cifras demográficas, sumadas a que Ñuble registra la segunda tasa de pobreza por ingresos más alta del país (23%), implican a juicio del parlamentario un objetivo mayor: acelerar la construcción de embalses e impulsar iniciativas que aseguren el consumo humano del agua para que las familias vivan con mayor dignidad.“Sabemos que estamos enfrentando una de las sequías más graves de nuestra historia y que se requieren de políticas públicas de gran envergadura para solucionar esta escasez hídrica. Pero cualquier solución paliativa, como esta declaración de emergencia agrícola, nos va a permitir ayudar a los pequeños agricultores de nuestra región que con mucho esfuerzo intentan sobrevivir”, sostuvo Sanhueza.