//Declaración Pública Obispado de Chillán

Declaración Pública Obispado de Chillán

En la tarde de hoy martes 25 de junio, el párroco de la Parroquia Santísima Trinidad, de San Carlos, ha descubierto que el templo principal ha sido objeto de un robo, posiblemente durante la noche. Además del daño de puertas y candados, lo más grave ha sido el robo de un copón lleno de hostias consagradas desde el Sagrario. Ha desaparecido no solo el objeto litúrgico, sino las especies sagradas que tienen un profundo significado sacramental y espiritual para los católicos.

          Esta profanación es intolerable y la rechazamos enérgicamente. Si alguna persona tiene información sobre estas especies sagradas, rogamos la haga llegar a la Parroquia Santísima Trinidad u a otra Parroquia de la Diócesis.

          Solicitamos respetuosamente a la autoridad policial mayor resguardo de este Templo, que ha sufrido reiterados robos en el último tiempo. Solidarizamos con la comunidad parroquial de la Santísima Trinidad y la animamos a seguir fortaleciendo su camino de fe y servicio.

          Chillán, 25 de junio de 2019.