//Niña de 7 años fue la primera beneficiaria de una membrana amniótica obtenida en Ñuble

Niña de 7 años fue la primera beneficiaria de una membrana amniótica obtenida en Ñuble

  • Una placenta procurada en Ñuble permitió obtener un parche de membrana amniótica, el cual fue usado por el Hospital de San Carlos para una rehabilitación de cavidad ocular de una niña de 7 años.

La primera beneficiaria fue una niña de sólo 7 años que nació con una anoftalmia congénita, vale decir, sin uno de sus ojos.

“El ojo comanda el crecimiento de la cara, por lo que un paciente con anoftalmia debe intervenirse periódicamente con el objetivo de ir generando volumen imitando el crecimiento del ojo. En una gestión local, fuimos colocando conformadores crecientes, pero ahora ya estábamos en una etapa en que correspondía una cirugía más compleja, donde se requería una membrana amniótica. Cuando estábamos viendo la manera de adquirir el parche de manera particular, se presentó esta opción de acceso a través del sistema público”, destaca la Dra. Gloria Torres, médico tratante de la usuaria. 

Su cirugía fue posible gracias al trabajo coordinado entre el establecimiento del Punilla y la Unidad de Donación y Procuración de órganos y tejidos del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán.

Beneficios y ahorro para el usuario

Además de los beneficios clínicos que representan los parches de membrana amniótica (disminuye el dolor, ayuda a la cicatrización, disminuye a la inflamación, acorta tiempos de recuperación, entre otros), hay una serie de beneficios que representan un ahorro para los centros de salud y para los usuarios.

“Un parche como los que usamos en la cirugía tiene un costo cercano a los 400 mil pesos, lo que puede ser una carga económica pesada para las familias. Al acceder de manera gratuita en el sistema público, se libera a las familias de esta carga para que puedan concentrarse en lo realmente importante, que es la recuperación del paciente”, sostiene la Dra. Gloria Torres.

Por su parte, el Director del Hospital de San Carlos, Dr. M. Rafael de la Cuadra, valoró el trabajo y coordinación de los equipos clínicos.

“Si hace algunos años contar con un oftalmólogo era un verdadero sueño para los sancarlinos, hoy el Servicio de Oftalmología, se ha consolidado como un equipo líder al interior del Hospital de San Carlos. Asimismo, que el Hospital de Chillán, a través su Unidad de Donación y Procuración de órganos y tejidos, nos permita y facilite el acceso a estos parches, es un ejemplo virtuoso del trabajo que realizan y del enfoque del trabajo en red que intentamos consolidar en nuestra región”, sostuvo el Dr. M. Rafael de la Cuadra.