//Una “mujer fantástica” de verdad

Una “mujer fantástica” de verdad

Señor Director.
Una suscriptora –que elige preservar su anonimato– nos escribe desde Chile sobre el éxito de la película chilena Una mujer fantástica, galardonada con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa. Su protagonista es una mujer transexual:
Soy una mujer, madre de tres hijos. Y siento mucha admiración por lo que significa ser mujer. Traer nuestros hijos al mundo es lo más maravilloso que nos puede pasar.
Criar a nuestros hijos no siempre resulta fácil, considerando que tenemos que trabajar fuera de casa, sin descuidar nuestro hogar.
Pero, pareciera que el día tiene más horas para nosotras, porque no dejamos de lado ninguna de nuestras obligaciones. Somos esposas y madres, pero además enfermeras, profesoras, modistas, gasfiter, jardineros y mil profesiones más, porque somos capaces de todo para ayudar a nuestra familia.
Contrario a lo anterior, veo que esta película solo muestra a un transgénero que se embriaga con un descontrol total, que en cada salida se involucra con muchos hombres y más, encima, es un hombre que se siente mujer.
Yo me pregunto, ¿es esto lo que se supone que hay que admirar, y más, encima premiar? Aún no logro entender el real motivo del premio.
Considerando la turbia realidad de este personaje y su inmoral comportamiento, creo que está lejos de ser “una mujer fantástica”. Incluso es más, este […] personaje es un insulto para las mujeres que sí somos Fantásticas.
Es vergonzoso que la presidenta Michelle Bachelet los invitara a la Casa de Gobierno, enviando este erróneo mensaje de que estas inmoralidades hay que celebrarlas.
No creo que alguien piense realmente que esta película era merecedora de un Óscar por su “gran contenido” o por sus “magníficos actores”, porque no tiene ninguna de las dos cosas. Esta película fue premiada para avalar este movimiento internacional, que esta dispuesto a destruir la familia, imponiéndonos estas transgresiones y aberraciones, como si fueran correctas.
Espero que ya se apaguen estos ‘flashes’ y podamos enfocarnos en lo que realmente importa, porque la Familia es la base de la sociedad y no podemos dejar que la destruyan estos llamados progresistas […]
Atentamente.

Una “mujer fantástica” de verdad